El programa de este proyecto  establece como colectivo destinatario a mujeres y unidades familiares monomarentales en situación de riesgo de exclusión social y especialmente vulnerables ante la violencia de género. Un concepto de violencia de género más allá del que contemplamos a nivel teórico, un concepto que entiende dicha realidad como compleja y dinámica, difícil de abordar por el gran número de factores y variables que fundamentan sus circunstancias.
Hemos tenido como referencia, la base establecida en el planteamiento del programa, para poder ofrecer a nueve personas un espacio residencial donde poder encontrar un hogar, satisfacer sus necesidades básicas y tener un equipo de profesionales, en el conjunto de la entidad, que puedan fomentar un proceso integral de desarrollo social, laboral y afectivo emocional. Este número de plazas ocupadas ha variado en función de las circunstancias específicas de cada unidad familiar y las necesidades valoradas desde el equipo técnico.